Archivo de la categoría: PROSA TRÁGICA

CAMINO AL INFIERNO

CAMINO AL INFIERNO

Ya hice las maletas
guardando en ella
todas mis esperanzas
todo el sufrimiento
todo mi profundo dolor.

La llené de cuchillos afilados
de pinchos puntiagudos
impregnados de veneno.

¿Tú te has enterado
demonio de los cojones?
y el alma la llevo yo
agarrá de la mano
“pa” que no se escape.

¡Escúchame!
Tú el maligno
dime como se llega
al puto infierno
que me tienes ya
“hartito” de escucharte
todas las noches decir
que vienes a buscarme.

Que no me puedes tener
con el corazón en un puño
esperando me encuentres
en alguno de mis sueños.

Que te pierdes tío
que “na” más haces
dar vuelta por ahí
sin encontrarme.

Que eres ¡muuuu torpeeee!.
Si eso ya voy yo, ¿vale?.
Que me tienes en un sin vivir.

Iván A.

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

 

HAZ TU VOTACIÓN

 

De Nuevo Salgo A Buscarte

SÓLO QUEDA ESCUCHAR TU LLANTO

SÓLO QUEDA ESCUCHAR TU LLANTO

Ya llega la noche y de nuevo
se escucha el arrastrar de las cadenas
el penoso lamento de la tristeza.

Ya salen las almas perdidas
a la búsqueda desesperada
de corazones de quien apoderarse.

Esperando paciente a que entres
al encuentro del ensueño
para arrebatarte tu alma
convertida ahora en su condena.

Las tinieblas llegan en la noche
ya se escucha tu quebranto.
Ya te encuentras perdida
y sólo por miedo se escucha tu llanto.

Iván A

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

HAZ TU VOTACIÓN

 

ME QUEDÉ SIN TIEMPO

EL REGRESO

HUMILLANDO MI INOCENCIA

Quizás los bloggers que entren por wordpress y quieran acceder a ver el enlace por acceso desde Internet  les de problemas. Aquí os dejo un link desde donde acceder : ENTRAR POR AQUÍ

(Dedicado a quienes tuvieron
la desgracia de toparse
con un pedófilo)

HUMILLANDO MI INOCENCIA 

Derramaste en mí tu inmoralidad
humillando mi inocencia,
por hacerme sentir culpable
de tu maldita indecencia.

Cubriendome para siempre
por éste maldito estigma
que tanto lastima.

Incubando la duda
en las crueles intenciones
de la mala gente,
que señalan por la espalda
mi incómoda presencia.

Porque es más fácil
escandalizarse mientras
no se trate de alguien, 
a quien a ellos mismos les salpique.

Ya que resulta ser incómoda
tener que vestirse,
con una obscena
y gran falsa hipocresía.

Iván A

Haz Tu Votación

El Peso de la Culpa

Humillando mi inocencia

MIRADAS DESAFIANTES

Miradas desafiantes van cortando,
la dura densidad del momento.
Sin escrúpulo de lo que pueda,
acontecer su ira maquiavélica,
solo satisfecha por el gozo,
al ver tus suplicas de desconsuelo.

Malditos demonios del perdón,
de las perversas perpetuas mentiras.
No beberás de mi insólita agonía,
antes moriré en la fuente del olvido
pero jamás te daré la complacencia,
ni la satisfacción, del gozo de mi derrota.

Iván A

HAZ TU VOTACIÓN

OSCURAS NOCHES SOMBRÍAS

MIRADAS DESAFIANTES

MIL DEMONIOS

Mil demonios viven
en mi interior
Esperando que llegue
de nuevo la noche
para sembrar tus sueños
de miedo y terror.

No cierres tus ojos
no cedas a la ensoñación
o al infierno todos ellos
a ti te llevarán.

Tarde o temprano
tus fuerzas cederán
y en mis brazos sola tú
te encontrarás.

Iván A.

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

HAZ TU VOTACIÓN

MIEDO A DECÍRTELO

Mil demonios

AZÓTAME CON CUCHILLAS

Azótame con cuchillas afiladas de acero,
hasta que veas brotar mi sangre a borbotones.
Sepárame sin piedad la piel a tiras, despacio.
Haciéndome gritar y sufrir de espanto.

Arráncame las uñas con dolorosas tenazas
y clávame agujas de coser, en mis ojos.
Condenándome al eterno infierno del dolor.

A las tenebrosas tinieblas que me impida dormir.
Pero sobre todo, mátame y vuélveme a matar,
¡Sabes bien a que me refiero y de lo que te hablo!

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

DEMONIOS

AZÓTAME CON CUCHILLAS

ROTO EL AMOR

ROTO EL AMOR

Caricias de miradas sucias
que sólo intentan engañar
la inocencia de los besos
de quien por ti cada noche
muere para nuevamente
despertar en un juego
al que llaman amor.

Incapaz de sentir deseos
que ahoguen esa sonrisa
de expresiones falsas.
Te dejas abrazar por el filo
de una miserable desdicha
empujando a cuantos
inocente creyeron en ti.

No mereces ni el tiempo
ni siquiera el propósito
de decirte ni un adiós.
Lastimera y embustera
que le vas arrancando
el derecho a quien desea
sentir y padecer un autentico
frenesí de verdadero amor.

                         Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

 

Bagabundo Abandonado

ME QUEDÉ SIN TIEMPO

Me quedé sin tiempo un día más,
tantos, que no recuerdo ya ni cuantos.
Con esta niebla que persiste,
en ésta pesada eterna soledad,
que por todos lados me invade.

Buscando desesperado,
aquel lugar a donde fue la gente.
Arrastrando con pena esta condena,
que me hace caminar de dolor,
en un vacío sin destino.

Muriendo los agónicos recuerdos,
de tantas promesas incumplidas.
Tantos te quiero que aplacé,
creyendo que aún me daba tiempo.

Olvidé que estaba vivo y ahora,
ahora ya ni sé que sin saberlo,
ha llegado ya el momento de exhalar,
mis últimas gotas de aliento.

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

ROTO EL AMOR

Me quedé sin tiempo

DE NADA SIRVE

De nada sirve obligar a querer,
de arrancar un cariño,
después de tanto herir.
El amor no se compra
y mucho menos, se soborna.

Todos cometemos errores,
que debemos saber asumir.
Entender y comprender
que papel, debemos aceptar
según qué momento, nos corresponde.

Nada está escrito de antemano,
ninguna respuesta confirmada.
Sólo una verdad, llamada amistad.
Hay que sabe dar y respetar,
el espacio que uno necesite.

Ahora es momento de acatar
y tener, la afectiva consideración,
de al menos saber dar ese respeto.
Aquel que en su día te ofrecieron,
cuando de ti se trataba.

Iván A

HAZ TU VOTACIÓN

 

De nada sirve

PACTO DE SILENCIO

PACTO DE SILENCIO

PACTO DE SILENCIO

En este pacto de silencio
que juraste sin pensar
en el asombro
de quién lo propuso
al no creer que ello
fuera el principio
de su propia condena.

Es ahora en el retumbar
de su orgullo el que lo hiere
en lo más profundo
por la vergüenza
de su propia cobardía
y es que le sobran tantos
¿Por qué?

Que pasa el tiempo
y éste lo impregna
con miserias
doloridas de olvidos
aquellas que nunca
llegaron a ser
salvo su agónico
grito de piedad

O quién sabe si fue
esa su súplica por el dolor
de su conciencia derramada
en un angustioso intento
desesperado de llegar a sentir
un poco de deseo.

                            Iván A.

Mi Propio Temor

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

HAZ TU VOTACIÓN