LO QUE ALIMENTA EL ALMA

LO QUE ALIMENTA EL ALMA

LO QUE ALIMENTA EL ALMA

Poco a poco, creo ir entendiendo el verdadero significado del tiempo ó al menos, algún atisbo de ello. Pero llega un momento, donde debes plantearte y tener claro, que no puedes permitir, que nada ni nadie te impida vivir tu vida, de la forma más feliz posible y sobre todo, de manera que te alimente el alma.

El tiempo, en este caso con alguien, termina justo cuando te planteas, que ya no te aporta nada, y es en ese momento, cuando concedes, una última pausa al tiempo empleado. Que en ocasiones, ha durado hasta varios años. ¿Para qué la pausa? Para escuchar, a nuestra conciencia y ver, si la tenemos tranquila.

En este caso, no solo la tengo tranquila, sino excesivamente tranquila. Di, aguanté e intenté, cuanto pude por mantener o intentar, una amistad que creía, merecía la pena. Esta será mi única crítica. Ahora, se trata de mí y de que no siento, me aporte nada. Agradecido a cuanto de bueno hubo, siempre. Sobre lo malo…aparcado en el olvido.

¿El tiempo merece perderse? Si, pero en buscar de nuevo, quién considere pueda merecerlo. Di, cuanto creí debí de dar, emplear el tiempo en reproches ó anhelos, que no pudieron ser, eso sí es perder el tiempo, sin ningún valor.

Iván A.

TE SIGO BUSCANDO

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

HAZ TU VOTACIÓN

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Esta entrada fue publicada en POESÍA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *