ALIENTO DE ÁNIMO 

ALIENTO DE ÁNIMO 

ALIENTO DE ÁNIMO

Nos engañamos con
una triste esperanza
aún sabiendo que
eso no ocurrirá.

Porque mientras por
delante existan horas
donde el deseo y anhelo
que con tanto tesón anhelamos
seguiremos mantenido de engaño
con ese deseo por escuchar
sonar el teléfono y recibir
ese aliento de ánimo.

Por ser mañana otro día
que pasaremos atormentado
esperando algo que nunca
volverá otra vez a ocurrir.
Incomprensible es ver
hasta donde puede llegar
la frialdad tan inhumana
que se llega a tener.

                               Iván A.

ME QUEDÉ SIN TIEMPO

Únete y sígueme por mi Fanpage, junto a miles de personas, pinchado en el “Me Gusta” que ves aquí:

HAZ TU VOTACIÓN

[Total: 2   Promedio: 4.5/5]

Esta entrada fue publicada en POESÍA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *