ESTA ES MI VERDAD

Esta es mi vetdad

Esta es mi verdad, no confundirse.

A muchas personas, les encanta las películas románticas. Esa idea del amor ideal, y las ves quejarse, de que ya no existan esos hombres románticos. Pero se equivocan, existen. Lo que pasa, es que están cansados, de ser sólo ellos quienes tengan, la obligación de dar.

El amor no puede basarse en el egoísmo, ni mucho menos el querer llegar a la felicidad personal, a costa de la del otro. En condiciones normales, uno puede sacrificar parte de su bienestar, para volcarse en la otra persona, pero hasta que ésta, pueda ir a la par.

Resulta curioso, que sea mi forma de entender el amor, aquella que dices nos llevó a tocar el cielo y justo fue decir, yo también quiero de ti, recibir lo mismo, para que sacaras esa teoría, de dos personas adultas independientes, suceda que el sueño, el solo se despeñe.

Tampoco entiendo, ese fijamiento a interpretar mis palabras, a conveniencia. Porque seguir insistiendo, en decir que te obligo a hacer algo que no sientes, tras repetirte tantas veces que ya ni siquiera recuerdo, que eso que tu dices, no es de lo que yo te hablo.

Yo te hablo, de lo mismo que tú me pides todos los días. De sentir tus palabras de ánimo, de un gesto cómplice que delate que ves, que no es justo ni está bien. Un mínimo de compresión, para quien cada día, siente el darte eso, sin tener la más mínima duda. Yo no te pido que te enfrentes, sino que le demuestres, que lo ves y sientes, a ese loco por ti, que tienes en frente.

Pero no todo se aguanta y se consiente, más cuando sólo pides, que por ti se tenga el mismo respeto. Yo no entro en lo que uno siente, eso cada uno por dentro lo sabe. Pero si dudas de mí, y a él lo defiendes, a mi me estás llamando mentiroso y eso si, que no te lo consiento. Que dices, que no es problema tuyo, que no quieres entrar ni opinar y mantenerte al margen. Pues bien ya lo hice, a que viene entonces, el querer con él si mojarte, defendiéndole con excusas, si bien que me dejastes claro, que no te pidiera tu opinión ni querías saber nada. Respeto…da el mismo respeto a todos.

Te repito, cada cual es libre de sentir y por quien sentir. Pero si tu no lo haces, ya me encargo yo, de hacer que me respeten.

Ya te lo dije, me parece perfecto que quieras vivir, con esa teoría, de personas adultas independientes. Pero, hay que ser justa y no vale, ver bien el recibir mi forma de transmitir el amor, para cuando te toca darlo a ti, decir que tienes otra forma de ver. No, eso no está bien. Eso es, simplemente aprovecharse.

Si a la conclusión a la que llegas de todo esto, es a que te están obligando a hacer algo que no sientes o que el no permitir, que no se me respete, por ser capaz tu de defender a otros y no a quien es tu pareja o que el no permitir, que sea a mi a quien señales como mentiroso… para ti signifique que se está celoso, pues sí, lógicamente hay un problema.

Aquí de nuevo, te repito lo que yo te he estado pidiendo y qué, lo que no consentí. Ahora puedes de nuevo, interpretarlo. Pero también te repetiré, no tienes que interpretar nada, ya lo he hecho yo. Lo que digo, es exactamente, lo que quiero decir.

Iván A.

LA AUTÉNTICA VERDAD

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *