SUEÑOS QUE DEJAMOS


Sueños que dejamos que se marchen,
por miedo a imaginar poderlos vivir.
Se evaporan en marchitas esperanzas,
sin tan siquiera haber podido empezar.

Como luces teneus que nos envuelven,
abrigando el frío de una desesperanza,
que va desgarrándonos por dentro y aún así,
de tus labios siempre brota una sonrisa.

Por ti me levanto cada mañana sin esperar
otra cosa, que no dejar se marchen los sueños,
los que van acompañándome y dándome fuerzas,
en momentos que van sumando instantes.

Y al llegar la noche, donde los enamorados
se esconden fundidos en un solo abrazo,
se van escuchando unos lejanos susurros,
que brotan de sus labios, de besos apasionados.

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

[Total:2    Promedio:4.5/5]

EL AIRE DE TU PERFUME

SUEÑOS QUE DEJAMOS

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *