MIL DEMONIOS

Mil demonios viven en tu interior,
esperando a que llegue de nuevo la noche,
para sembrar tus sueños de miedo y terror.

No cierres tus ojos, no cedas a la ensoñación
o al infierno con ellos a ti te llevarán,
arrastrando pesadas cadenas de una condena.

Tarde o temprano tus fuerzas cederán,
claudicando en el fondo del pozo del infierno,
y en mis brazos sola tú, te encontrarás.

Esperando a sembrar tus sueños, 
de miedo y terror al llegar de nuevo la noche,
aguardan los mil demonios de tu interior.

Te esperan con pesadas cadenas de condena,
a que con la ensoñación tus ojos se cierren,
para así al infierno con ellos llevarte.

Tarde o temprano tus fuerzas cederán,
claudicando en el fondo del pozo del infierno,
y en mis brazos sola tú, te encontrarás.

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

[Total:1    Promedio:5/5]

MIEDO A DECÍRTELO

Mil demonios

Esta entrada fue publicada en PROSA TRÁGICA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *