AZÓTAME CON CUCHILLAS

Azótame con cuchillas afiladas de acero,
hasta que veas brotar mi sangre a borbotones.
Sepárame sin piedad la piel a tiras, despacio.
Haciéndome gritar y sufrir de espanto.

Arráncame las uñas con dolorosas tenazas
y clávame agujas de coser, en mis ojos.
Condenándome al eterno infierno del dolor.

A las tenebrosas tinieblas que me impida dormir.
Pero sobre todo, mátame y vuélveme a matar,
¡Sabes bien a que me refiero y de lo que te hablo!

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

[Total:1    Promedio:5/5]

DEMONIOS

AZÓTAME CON CUCHILLAS

Esta entrada fue publicada en PROSA TRÁGICA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *