DÉJAME BESARTE

Déjame besarte
y llenar ese rincón,
de tu tierno corazón.
Abrazándome a la sonrisa
que en mí me provocas.
Bordeando la frontera
de una prohibida pasión.

Déjame mirarte despacio,
en el interior de tus ojos
en ese negro mar profundo,
mientras voy mordiendo
saboreando el carmín,
de tus labios jugosos
que con besos, los provoco.

Déjame abrazarte desnuda,
agarrándote contra la pared.
Recorriendo cada uno,
de los centímetros de tu cuerpo,
estremeciéndote con mi lengua,
que hacen provocarte suspiros,
buscando solamente, un único fin. 

Iván A.

HAZ TU VOTACIÓN

[Total:3    Promedio:5/5]

 

Me Quedé Sin Tiempo

Déjame Besarte

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *