EXPEDIENTE “indicio de criminalidad” 004

14/004

Hoy nos encontramos en Los Palacios y Villafranca, localidad situada en la N-IV, a unos 40 km de Sevilla Capital.

Como en el expediente anterior, se trataba de otro supuesto suicidio. Pero lo que diferencia a éste, con el anterior es, el tiempo transcurrido. Muchos días pasaron, hasta que los familiares, dieron la llamada de alerta a las autoridades.

Hoy tendremos la oportunidad, de tratar el escalofriante tema, de la descomposición de los cuerpos, una vez que fallecen.

“Esto es, lo que refiere en biología, el término descomposición. La reducción del cuerpo de un organismo vivo, a formas más simples de materia. El proceso es esencial, para reciclar materia finita, que se encuentra en un bioma.

Aunque, no hay dos organismos que se descompongan de la misma manera. Pero todos sufren, las mismas etapas secuenciales de descomposición”.

LLAMADA

Una vez más, fuimos alertados por el juzgado, para dirigirnos a la citada localidad. Se trataba de un varón de mediana edad, separado y viviendo solo. Hecho este relevante, para la supuesta tardanza de descubrir su cuerpo.

Se encontraba en el piso de arriba, en su dormitorio. Ahorcado en una puerta de hierro, que daba a un patio delantero. Suspendido e inclinado hacia adelante, con las rodilla semi-flexionadas. Llevaba, aproximadamente unos 5 días muerto.

Al rededor de él, se encontraba lo que llaman «la isla de descomposición cadavérica». La perdida de los fluidos, se acumulan alrededor del cuerpo y dan lugar, a un persiste fuerte hedor.

Pero ese hedor, es algo más que simple olor, parece mascarse, se impregna en las prendas de vestir y su olor, persiste durante mucho tiempo. Teniendo en ocasiones incluso, de tener que cambiarnos de vestuario, una vez concluido.

PROCESO

Cuando llegaron las autoridades, procedimos al levantamiento. La jueza, era una mujer joven, creo recordar que era verano, por lo que seguramente, era una jueza sustituta. Nada más dar el primer paso al interior de la habitación, la jueza se dio la vuelta y apunto estuvo de vomitar ¡El olor era insoportable!

Nosotros, íbamos provisto de unas mascarillas especiales, además de que utilizábamos, un pequeño truco que consistía en echarnos en las fosas nasales, un poco de producto “vick vaporub” que hacia muy soportable, el poder trabajar en esas circunstancias. En vista de que para la jueza, no tenía más remedio que entrar y era totalmente inaguantable el hedor, le ofrecí mi mascarilla y ser yo, quien tuviera que soportar el olor.

A la hora de bajar a un ahorcado, nunca se le quitaba la cuerda de alrededor del cuello, por lo que teníamos que cortar la cuerda, por encima del nudo. El cuerpo, se encontraba junto al armario de la habitación. Entre la pared donde estaba la puerta y el armario, había un pequeño hueco. Por donde decidí meterme, para cortar la cuerda y tener controlado el cuerpo.

La idea era, de colocar la caja delante del cuerpo y tras cortarlo, éste tan sólo por la gravedad, caería directamente a la caja y solo, tendríamos que manipularlo para darle la vuelta y ponerlo boca arriba. Pero, una cosa fue la teoría y otra, la practica. El cuerpo efectivamente cayo, pero no hacia adelante como pensábamos. Se torció y se me precipito encima, encontrándome con el cuerpo descompuesto sobre mí.

Podéis haceros una idea, de mi reacción, la repugnancia que me entro fue tal, que ésta vez creí ser yo, quien creía iba a vomitar. Con la ayuda de mi compañero, pudimos redirigirlo y colocarlo en la caja, para poder bajarlo al vehículo y trasladarlo al anatómico forense.

La escena de un cuerpo en descomposición, es extraordinariamente nauseabunda, no solo por el echo de su aspecto físico, sino por la imagen de los fluidos al rededor del cuerpo, el hedor y sobre todo, por la imagen de los insectos y gusanos que puedes observar en el cuerpo.

CONCLUSIONES

Las cuestiones a tomar a consideración las autoridades, era prácticamente las mismas que en todo posible suicidio, ¿Realmente se trataba de un suicidio? ¿No había ninguna otra u otras personas implicadas en la muerte de esta persona? ¿Qué fue lo que le llevo a realizar tal hecho?

En los próximos EXPEDIENTES, iremos avanzando no sólo, en las distintas formas en las que encontramos a las victimas y sus supuestas muertes.

Nos adentraremos, en el interior del anatómico forense, la sala de autopsias, la manera de realizarlas, las cámaras refrigeradas, donde se conservan los cuerpos. Nos quedan muchas muertes por ver, espeluznantes escenas….

Aquí termina, un relato más de “EXPEDIENTE indicios de criminalidad” hechos verídicos, ocurridos tiempo atrás y en los que tuve, oportunidad de participar. Siendo testigo de los hechos y los procedimientos que siguen, los profesionales para su esclarecimiento.

Expedientes “indicios de criminalidad” por Iván A. Saavedra.

HAZ TU VOTACIÓN

[Total:2    Promedio:5/5]

 

DIÁLOGO CON LA MUERTE

Esta entrada fue publicada en EXPEDIENTE indicios de criminalidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *