LA VALENTIA

La valentía es algo, que a  quien la posee, se le suele dar demasiada estima. Pero ¿quién decide qué o quiénes la poseen?. Me refiero, ¿no es la misma persona valerosa, sea ya por propia iniciativa a confrontar una situación, que el que por no tener más opción, se enfrente a ella?.

Quizás, sólo se trate de la diferencia entre quien necesite obtener un cierto reconocimiento por parte de los demás y quien tan sólo hace, lo que tiene que hacer. Sin esperar más que, el propio valor que él mismo le de, al continuar tras otra lucha, en ésta complicada vida.

El mundo está lleno de valerosos desconocidos, de héroes anónimos sin grandes titulares, ni letras en neón. Sólo gente auténtica, que sabe cuál es lo verdaderamente importante.

¡Humilde y valiente!. Yo creo que la persona que es valiente, lo es sin quererlo, lo es porque es la opción que le queda o toma en un momento difícil o comprometido. Lo es porque la vida lo empuja a serlo, por su propia supervivencia.

También lo es quien no está de acuerdo, con las injusticias que ve y lucha contra ellas. Porque es algo innato y sigue manteniendo vivo ese sentimiento.

Así como tú, mi querido amigo, lo define al final del texto.

Por mi amigo y hermano Josue
e Iván A.

Os quiero regalar para su lectura en Ebook, el cuento titulado “El Monstruo Radiactivo” . Pinchar en descarga:

HAZ TU VOTACIÓN 

[Total:4    Promedio:4.5/5]

EL VALOR RECIBIDO

La valentia

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA VALENTIA

  1. Josué dijo:

    Mi querido Amigo Hermano del alma, no se que decir, darte las gracias una vez más por como eres, y al Universo por haber hecho que te conociese en el momento adecuado, sirmpre será poco. Pedirte que no cambies nunca sería una falta de respeto por mi parte, pues se que no lo harás. Crecerás más si cabe, pero siempre seguirás siendo la misma persona auténtica, humilde, generosa de corazón, entre muchas otras buenas cualidades que guardas, para todas aquellas que tienen la fortuna de conocerte y tenerte en sus vidas. Yo soy una de ellas y no veo la hora de cumplir mi palabra de ir a tu tierra para verte. Un fuerte abrazo hermano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *