HE PECADO TANTO

He pecado tanto
con las cosas que imagino
cuando estoy contigo a tu lado,
que aún así me niego
a querer dejarlo.

Aunque ello conlleve
alguna condena,
al negarme a no querer
dejar de renunciar, 
a seguir continuando
el estar contigo fantaseando.

Por ser este
mi deseo más morboso.
Así que me afano,
en desabrochar
lentamente los
botones de tu blusa.

Mientras nuestros labios
se van rozando impacientes,
al sentirnos completamente
seducidos, por ser estos y no otros, 
los deseos desenfrenados
a los que a ambos más provoca.

Que no es, sino el querer continuar
con viciosos juegos sensuales.
Produciendo en mí
un continuo y mayor ardor,
al escuchar tus suspiros
de incontrolados gemidos.

Mientras son mis manos,
las que con caricias
van recorriendo,
tus insinuantes
pechos excitados.

Y si esto es pecado,
entonces lo siguiente
debe ser una eterna condena,
al no podernos negar
a dejar que brote,
los más perversos
juegos carnales.

Iván A.

Haz Tu Votación

[Total:3    Promedio:5/5]

Erotismo Y Pasión

He pecado tanto

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *