TU ARCOÍRIS

 

Llegaste como un soplo de ternura,
después de nueve meses imaginando
cada centímetro de ti
y cuando te vi no me lo podía creer.

Te acurrucaste en mi pecho,
tan frágil e indefenso, besé tus manitas
y ahora soy feliz, con tan sólo verte sonreír.

¿Por qué una cosita así
puede cambiarlo todo?
Porque ahora tú, ya lo eres todo.

Iván A.

Haz Tu Votación

[Total:2    Promedio:5/5]

 

El Regreso

Tu arcoiris

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *