EL VALOR RECIBIDO

No permitas dejar de creer que es posible encontrar un amor al que consideres verdadero. Donde las prioridades estén perfectamente definidas y sobre todo, no tenga cabida el amor compartido con otro.

Obviar todo cuanto has padecido es una muestra más, de cual es el valor que te han dado. La pérdida de la propia dignidad a cambio del crecimiento de otra persona, sólo puede permitirse cuando tras encontrar su fe en ella misma, no te abandona como si fueses algo ya usado.

Y aquellos que crean ser capaces de soportar por cuanto pasaste, que lo demuestren. Con subidas y bajadas, siempre estuviste ahí y dudo mucho haya mucha gente capaz de aguantar tanto. A pesar de todo, ¡siempre te mantuviste presente!.

Hubo quien un día me dijo esta frase. “En el momento que sea capaz de afrontar ese miedo que le atenaza, tú sobrarás en su vida” .

Iván A.

Tú Decides, Tú Lo Asumes

El valor recibido

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *