EXPEDIENTE “indicio de criminalidad” 001

En esta ocasión se trataba de un accidente. Una avioneta que tras despegar del aeropuerto de Sevilla y cruzar la N-IV que está a escasos metros, comienza a desplomarse sobre las tierras de cultivo de un barrio a las afueras, pero cercano al aeropuerto llamado “Valdezorras”. Cayendo justo al final de las tierras o dicho de otra forma, justo y afortunadamente antes de comenzar las casas y calles del barrio.

Tras desplomarse comenzó a arder teniendo que acudir los bomberos para extinguir el fuego. Ya una vez sofocado y controlada la situación, comprobaron que había tres cuerpos calcinados. La policía allí presente dio parte al juzgado y este tras conocer los hechos, activaron el protocolo destinado a posibles indicios de criminalidad. Mientras las autoridades pertinentes, los servicios de funeraria-judiciales y todos los cuerpos de la ley necesarios acudían, se fue formando un conglomerado de espectadores, curiosos y prensa alrededor de la zona.

Una vez presente todas las autoridades y llegado el juez y el forense, se procedió como siempre y forma habitual. Pero justo antes de proceder, alguien intervino y pidió poder hablar con el juez, ya que quizás debiera de conocer primero ciertos datos que un individuo, que decía ser responsable de la empresa, además de ser los que habían contratado la avioneta, tenía algo que contar. El Juez, apartado a un lado junto a esa persona mantuvo una conversación con él mientras le mostraba papeles y documentos. Después de un rato y ya pidiéndole que se retirara, el juez se acercó y en tono muy serio dijo: que solo se acerquen a la avioneta dos policías, los dos técnicos funerarios, el forense, el secretario judicial y yo mismo ¡Nadie más!. Extrañado por la seriedad de cómo lo decía, así se procedió.

Llegar hasta la avioneta era como entrar en un pantanal. Los bomberos como era normal, utilizaron gran cantidad de agua y productos y al extenderse por el campo, se formó una gran cantidad de fango. Pero antes, tras  estar ya solo las personas que el juez indicó, nos comentó que esa avioneta había sido alquilada por una empresa para acudir a Marruecos para cerrar un negocio de compra de pescado al por mayor y que se dirigía allí con gran cantidad de dinero (aproximadamente unos 150,000 euros) y que había que proceder con la máxima diligencia posible. Más o menos lo que quería decirnos es que tuviésemos cuidado y atentos para descubrir, si era aún posible encontrar restos del dinero que pudiera haberse salvado.

Una vez junto a lo que quedaba de avioneta, mi compañero y yo le expusimos al juez, que la mejor manera para retirar los cadáveres, seria ir quitando cuerpo por cuerpo e ir metiendolos en las bolsas destinadas para ello y apartándolos de la zona, así sucesivamente para ir viendo despejada la avioneta o los restos que había, para así ver que era lo que aún quedaba.

Así se hizo, uno a uno fuimos retirando los tres cuerpos. Para haceros una idea, parecían estar asados y no quemados. De la avioneta solo quedó intacta la cola y al quitar el último cuerpo, increíble como es la vida, aparece un paquete bien hermético donde se veían fajos de billetes. Efectivamente, el dinero se encontraba en la parte trasera, justo la parte de la avioneta que quedo intacta. No podría decir si estaba todo el dinero ya que tras retirar los cuerpos fué la policía quien se quedó a cargo de la recogida y recuento del dinero. Pero por la posición del paquete y el nulo daño que se apreciaba, me decantaría por decir que posiblemente se encontraba completo.

Tras retirar los cuerpos, estos fueron llevados al anatómico forense para realizarles las correspondientes autopsias. Quedando para la policía cientifica la labor de obtener y verificar la declaracióm hecha por el reponsable de la empresa.

¿Qué ocurrió realmente para que la avioneta se desplomara nada más despegar? ¿Llegó a salvarse el total del dinero? y ¿Realmente se trataba de mayoristas de pescados que iban a cerrar un negocio?. Con muchas hipótesis debieron de trabajar lo policía científica y el juez para llegar al esclarecimiento del caso.

Expedientes de “indicios de criminalidad” por Iván A. Saavedra. 

Expediente indicio de criminalidad

Aquí podéis ver una de las fotografías que se publicaron en los medios de comunicación (a la izq. de la fotografía podéis verme junto a mi compañero, llevando una de las cajas para introducir el cadáver, el del pelo largo soy yo)

Podéis preguntar cualquier curiosidad con respecto a éste y demás “EXPEDIENTES indicios de criminalidad”

Esta entrada fue publicada en EXPEDIENTE indicios de criminalidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *