ADMITIENDO LA VERDAD

A veces juzgamo a la vida equivocadamente y pensamos que a ella parezca gustarle el burlarse de nosotros. Que disfruta dándonos cosas, momentos y personas, para después arrebatarnoslo, pensando que así ella se entretiene.

Quizás porque nos empeñamos en creer que las cosas deberían ser tal y como queremos que sean, cuando la realidad es que nos está brindando la oportunidad del conocimiento de la auténtica verdad de cada momento y de cada persona. Para así evitar una vida de mentira, que nos haga engañarnos quedándonos con simples recuerdos de fábula.

Es cierto que cuesta y duele reconocer la verdad, tanto por verla como por admitirla, pero una vez que la aceptamos, nos sentimos auténticamente libres.

Iván A.

Haz tu votación

[Total:3    Promedio:4.3/5]

Tú Decides, Tú Lo Asumes

La verdad

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *