DESEOS DE LUJURIA

¿Por qué será que aún balbuceo al decir tu nombre, que tiemblo al sentir el roce de tu cuerpo y enrojezco con el sabor de tus labios?.

¿Por qué será que para mi tú eres el pecado, por el que me dejo atrapar en deseos de lujuria por cuanto me haces imaginar?.

Y es que muero por verte despojada de ropa y acariciar tu cuerpo desnudo empapado de sudor, mientras nos entregamos en un sensual juego llamado amor.

Iván A.

Verde, Esperanza y Mar

lujuria

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *