YA NO QUEDA NADA

Pueden los sueños apagarse
para ya nunca más  despertar.
Olvidar aquello que te daba vida
como una promesa incumplida.
Pueden herir las lágrimas
como lo hace una ausencia prolongada.
Olvidando aquellos días
con sabor a felicidad
en simples momentos oscuros.

Ya no queda en ésta vida nada por lo que amarla, más que la idea amarga de apagarla…

Fue una vida vivida
con simples sueños de esperanza.
Siendo más largo el deseo,
que el tiempo en el que se pudo amar.
Dejaron de brotar las sonrisas
con las que uno se permitia poder soñar.
Roto en mil pedazos truncados,
sólo queda el silencio
que también se apagará.

Ya no queda en ésta vida nada por lo que amarla, más que la idea amarga de apagarla…

Iván A.

[Total:3    Promedio:3.7/5]

 

Bajo Tus Sábanas de Fin de Semana

Vida amarga

 

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *