LAS GALLINAS Y LAS CABRAS ME VACILAN

Queridos amigos una vez más hemos amanecido en una magnífica mañana y las gallinas, siguen sin poner huevos. Me niego a volver a dejarles tres dias libres, ya que se convierten en cuatro y encima llegan todas ebrias.

Por otro lado, me pensaré seriamente volver a hacer un favor como el del otro día le hice a la cabra de mi vecino. Él anda con la espalda fatal y me ofrecí a ordeñarsela, pero por lo visto la cabrita ahora anda cuchicheando y hablando mal de mi al resto del rebaño, acusándome de que le estuve tocando las tetas de una forma y con una intencion, distinta a la del simple ordeño. En fin, las cosas.

A todo esto, pasar un estupendo dia todos, besos y buenos tardes.

Iván A.

[Total:2    Promedio:4/5]

 

Pincha Aquí Y Ayúdame A Publicar El Cuento “Monstruo Radiactivo”

Ordeño cabra

Esta entrada fue publicada en Relatos absurdos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *