EL TRANSCURRIR DE UNA VIDA

Te intentan atrapar corriendo sin descanso, como una última bocanada de aire. Pero cuanto más prisa se dan, más esquiva te muestra. El tiempo los amansa, los llena de paciencia y entonces tú, amigable compañera… los acuna en tu lecho con piadoso y suave beso.

Iván A.

La vida

Esta entrada fue publicada en PROSA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *